Esta web utiliza cookies para fines estadísticos. Si continuas navegando estás aceptándola
Aviso

Logo Sábados de 8:30 - 13:30 h.
Foto Banner
Foto Banner

Calendario
<
Septiembre de 2021
>
Lu
Ma
Mi
Ju
Vi
Sa
Do
 
 
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
 
 
 

 
 

19/03/2015
Razones para el consumo local y sus beneficios
Imagen de la Noticia

Razones para el consumo local y sus beneficios

Ruth González Licerán



Alimentación y salud van siempre de la mano, por eso es tan importante lo que comemos. Cuanto más frescos son los alimentos que llevamos en la cesta, más propiedades nutricionales nos traemos a casa. Verdaderamente somos lo que comemos, paladeamos la salud. Una alimentación sana y equilibrada nos ayuda a que nuestro cuerpo funcione en armonía, dándonos mayor calidad de vida.



Consumir alimentos frescos y de temporada no nos aportará sino ventajas. Los productos de la huerta suponen una base importante en la alimentación saludable. Su frescura y su calidad son garantía de que nos aportaran el máximo posible de nutrientes necesarios para nuestra salud. Además, los alimentos de origen vegetal son ricos en fitoquímicos, sustancias biológicamente activas que potencian la acción de otros nutrientes, teniendo efectos muy positivos en la salud. Ejemplo de fitoquímicos son los flavonoides de la uva que protegen el sistema cadiovascular; los compuestos sulfurosos de las crucíferas que son eficaces agentes anticancerígenos; los carotenoides de las zanahorias que son imprescindibles para la vista y la salud de la piel, así como activadores del sistema inmunitario; las antocianinas de las moras y arándanos que son tonificantes de la circulación venosa, mejoran la visión y contribuyen a la salud de las vías urinarias.



Ahora, vamos a hablar de algunas verduras, desglosando sus propiedades, que podemos encontrar en estas fechas en nuestro mercado:



• La Acelga: es una de las verduras más antiguas de la tierra, una variedad de la remolacha. Contiene más hierro que las espinacas; su aporte de ácido fólico y vitamina B9 la hace imprescindible en la alimentación de las embarazadas. Es un gran antioxidante; rica también en calcio, potasio y magnesio, lo que ayuda al mantenimiento de los huesos, a evitar calambres musculares, a la salud cardiovascular, a disminuir las cefaleas y a varias funciones metabólicas más. También es fuente de vitamina A, la vitamina de la vista.



• Las Crucíferas: pertenecen a esta familias, entre otras verduras, las distintas variedades de coles, el brócoli, la coliflor, los berros... Son tan ricas en antioxidantes que su protección contra los radicales libres y las enfermedades que éstos producen ha hecho que se ganen el sobrenombre de alimentos “anticancerígenos”. También contienen bastante vitaminas del grupo B, beneficiosas para el sistema nervioso, así como ácido fólico. Son diuréticas (por el contenido en potasio) y nos aportan una parte importante de la fibra diaria. La col lombarda, además, es abundante en selenio, un micronutriente con efecto antioxidante, regulador de la glándula tiroidea y estimulante del sistema inmune. (Ciertamente, pueden ser flatulentas; para evitar incomodidades, cocinarlas con jengibre, comino o hinojo.)



• La Chayota: una verdura que contiene mucha agua y pocas calorías, con una composición similar al calabacín. Es muy remineralizante y su aporte de potasio ayuda a la diuresis. También es rica en zinc, mineral esencial para el organismo, que interviene en diversas funciones como reforzador de la respuesta inmunológica, de la formación de enzimas, imprescindible en el crecimiento y desarrollo, entre otras. Además contiene 7 de los 9 aminoácidos esenciales para el organismo, necesarios en la síntesis de proteínas.



Pero para poder beneficiarnos totalmente de las pro piedades de los alimentos debemos asegurarnos de que éstos son lo más frescos posible, y la mejor garantía que tenemos para lograrlo está en consumir productos locales. Supongamos que cortamos una lechuga fuera de Canarias. Una vez cortada debe pasar por un proceso de refrigeración y un transporte de mínimo 48 horas; todo ello va a ir despojando a la lechuga de vitaminas y minerales, dando como resultado un producto de menor calidad a la hora de llegar al consumidor final. Por ello, para consumir productos frescos y de temporada, nada mejor que acudir al mercado local, donde se reduce el tiempo desde que se corta la verdura hasta que llega a tu mesa, ya que se surte de los productores de nuestra tierra, con ello conseguimos dos ventajas inmediatas: primero, la frescura de los alimentos que al no tener que recorrer grandes distancias conservarán mejor sus propiedades organolépticas y nutritivas; y segundo, fomentamos el desarrollo de la economía local al consumir los alimentos cosechados por los productores de aquí; e indirectamente también ayudamos al medio ambiente, reduciendo la contaminación que suponen el envasado y el transporte; y asimismo, preservamos nuestras ricas variedades de cultivos.



http://www.saludyarmonialapalma.com

(c) 2021 Ayuntamiento de Breña Alta - Parque Los Álamos - Breña Alta - Tlfn: 922 43 80 05 / 922 43 70 09 (Ext. 256)
Resolución mínima: 1024x768 - Web Optimizada para Navegadores Firefox, IE7 (o superior), Chrome y otros que cumplan la W3C.